domingo, 6 de octubre de 2013

Poemas para abuelos y abuelas II

Recuerdo a mi abuelo


Por no tenerte aquí a mi lado 

Varios días tirado aquí en mi cama 

como si ya no tuviera alma.. 
Pero..Esa luz en el alba 
Hizo latir mi corazón 
Me hizo entrar en razón 
Tu no te haz ido 
Escucho tu voz que me dice 
Vamos campeón
Me hubiera gustado pasar mas tiempo con vos 
Pero.. por lo que recuerdo me dabas todo tu amor 
De niño me enseñaste todo 
y me hiciste ver el mundo 
Me enseñaste que la familia siempre 
esta presente 
Y que nunca tienen un ausente 
Todavía recuerdo los últimos días 
Siempre me mirabas 
Y lo sentía en el alma 
Siempre recuerdo con dolor 
pero también con amor 
El día que te fui a ver al hospital 
Y tu corazón latió tan fuerte que hiciste al mundo temblar 
Sentí emoción y temor 
No sabia cuando seria el final 
Mi mente era un huracán 
Y la hora llego 
Oí la llamada entrar 
Y el silencio lleno el lugar 
Vi como te ibas para no regresar 
Pero vi en ti esa tranquilidad 
Esa paz.. 
Tu sufrimiento había acabado 
Sentí pena y alivio 
Ya estabas descansando 
Te habías ganado tu lugar en el cielo 
hombre ejemplar digno de amar 
amigo ideal y persona de fiar 
Siempre te llevo en mi recuero y mi corazón 
Siempre te voy amar mi querido "Toto" 

.
 

Te amo.
 




Poema en memoria de mi abuela


Cual un ave herida, débil y agonizante, 

estabas aquel día. 
Dios te llamaba en ese instante, 
Entonces… supe que te perdía. 

¡No podía creerlo!, no estaba preparada, 
¡Todo me parecía cruel, despiadado, injusto! 
Sentí… que no podía hacer nada, 

hoy, 
trato de enlazar las palabras que con lágrimas salen de mi alma, 
palabras que en este momento no quisiera decir 
palabras que acompañaran ésta tristeza por una ausencia que no esperaba 

hoy, 
la nostalgia me visita otra vez 
trayendo a la memoria recuerdos de esa gran mujer 
una mujer maravillosa, llena de fuerza, llena de vitalidad, llena de vida 

hoy, 
parece que las palabras también se despiden de mí 
tengo tanto que decir pero su ausencia enmudece mi voz 
cautiva mi pensamiento y sencillamente no puedo. 

Abuela, esto te quiero decir, 
y sé que me escucharás porque no te has ido y nunca te irás 
porque estás en cada latido 
en cada lágrima 
en cada suspiro 

Ahora mismo estás, 
estás viva, pues tu esencia sigue 
tu recuerdo, tu ejemplo 
tu valor y tu esfuerzo 
han quedado plazmados en nuestra memoria 
y escritos con letras doradas en el corazón. 

Abuela amada, 
tus palabras vivirán en mi alma 
las recordaré cada mañana, 
ahora mismo la tristeza me quita la calma 
pero hago muy mío tu recuerdo, tus besos, tus abrazos 
son un tesoro interminable. 

Abuela, mujer admirable, 
no has muerto, y nunca lo harás 
porque no se muere cuando el corazón deja de latir 
se muere cuando en los recuerdos se deja de existir 
y tu estas presente 
estas aquí, 
estas viva, 
para todos 
para mí. 

Te amo abuela, y cuando llegue a tu lado 
enseñame a volar.








TE AMO ABUELO


Es cierto que hoy ángeles en el cielo te rodean,

También es cierto que junto a Dios me esperas,

Pero lo que también es cierto, es que en esta bella tierra,

Tienes una nieta que te ama y siempre te recuerda,

Es que mientras estuvisteis aquí me amaste de mil maneras,

Y mientras yo siga aquí, me acordare de ti, siempre y donde sea,

Fuiste mi amigo, un padre, un amor, eso fuiste tú mi abuelo,

No tengo porque escribir todo lo bueno que hiciste por mí,

Aunque lo intente sé que no terminaría, porque no hay palabras,

Que describan y expresen todo el amor que diste por mí,

Pero en mi vida presente, en el futuro y mi muerte, si diré siempre,

Lo mucho que te amo, día a día, noche tras noche, en la vida o la muerte,

En la tierra o en cielo, siempre vivirás en mí, mi amor no tiene medidas,

Es infinito e incalculable porque eso aprendí de ti mi abuelito querido,

Hoy con el corazón delante de Dios te digo te extraño,

Por medio de este verso delante de Dios te digo te amo,

Ay querido abuelo solo se decir que te amo, te amo, te amo abuelo.


Abuelos



Me dices todos los días
que soy el sol de tu cielo
y cuando cae la noche
de tu cielo soy lucero,
me dices con cada arruga
que has vivido tu tiempo
con la ilusión de tenerme
de llegar a ser abuelo, 
me dices con cada abrazo
con tus mimos y desvelos
que soy tu mayor tesoro
y que te guarde el secreto.
Hoy diez de junio en mi escuela
pregono cuanto te quiero.





Para mi abuelo


Hoy desperté no te mire
Sentí un vacío al recordar lo que paso ayer
Pensé que era un sueño pero desperté
Me di cuenta que en verdad te falle, que en verdad te llore
Mi dios te necesitaba aquel 23 de marzo
Pero mi pregunta es ¿por que fui egoísta al tenerte a mi lado y no valorarte?
Sabes hoy me doy cuenta de lo mucho que me dejaste
Un padre al cual educaste a como dios te dio a entender
El esfuerzo que empeñabas en cada palabra
Jamás mi egoísmo me dejo escuchar aquellas palabras sabias
Jamás me dejo admirar aquellos ojos que hablaban
Hoy no estas presente físicamente
Pero se que lo estas en mi corazón, mis pasos, mi mente…
Hoy solo queda rezar por tu recuerdo
Gracias abuelo por tu esfuerzo, por levantarte cada día a pesar de tus sentimientos
Gracias abuelo por no dejar a mi padre y a mis tíos sin una linda navidad que hoy recuerdan
Gracias por cuidar de ellos de noche y de día
Gracias por esos recuerdos que mediante de mi padre me hacen recordarte
La gente habla y dice mil palabras
Palabras que para mi no son nada
Tú donde quiera que estés sigue mandándonos tu sabiduría, tu alegría
Solo un favor abuelo el día que nos lleguemos a encontrar quiero que me tomes de mis pequeñas alas y me ayudes a volar y ser grande como tu lo eres donde estas si dios me da la dicha de volverte a mirar y estar al lado de el y donde tu estas…



Los abuelos



Tienes blanco los cabellos,
y arrugas en tu cuerpo,
pero hay sabiduría en tus años,
la producida por alegría, tristeza o por los daños.

Arrugas por los momentos más felices,
o por aquellos que han dejado cicatrices,
por el dolor acumulado o los errores cometidos,
por haber hecho hermano al enemigo
o por haber perdido al mejor amigo.

Sabiduría que brota en tus palabras,
en forma de consejos o regaños,
advertencias que deben ser tomadas en cuenta
y no a la ligera.

Tercera edad, que pausas el caminar,
haces lento el hablar,
y poco a poco disminuyes las fuerzas,
también haces que aprendamos a escuchar.

Por eso abuelita y abuelito,
no te preocupes si te vas quedando sin dientes,
sigues siento el valiente que siempre admiraré;

No te preocupes el ya no caminar aprisa,
así nos tardamos más en llegar a nuestro destino,
y podrás contarme mas historias, de cuando eras niño,
de aquellos tiempos mejores que recuerdas con lágrimas.

No te preocupes si hablas despacito,
que escucharte por mucho tiempo necesito,
que para vivir lo que has vivido
no sé si la vida me alcance.

No te preocupes, no estas solito,
tienes muchos nietos, aunque no conozcas sus nombres,
son todos aquellos que esperan que de allá arriba
les permitan llegar a esa bendita Tercera edad.







Mis abuelos


Recuerdo siendo niño
igual que todos ustedes
teníamos gran respeto
sin gozar tantos placeres

Entonces era sagrado
no contestar a los mayores
que con mucha educación
cumplíamos los menores

Fuimos muy poco al colegio
hay que decir la verdad!
pero sí nos enseñaron
a tener que respetar

Ahora estudian muchos años
tienen que tener cultura
...Pero tocante al respeto...
no hay ninguna asignatura

Y debería existir 
¡sépanlo los profesores!
que bien merece un suspenso
quien contesta a sus mayores

Los hijos deben ser hijos
aún sobrados de potencia
los padres deben ser padres...
por muchos años que tengan.

No hay cosa para los pares
que les cause mayor placer
que el respeto de sus hijos
por muy creciditos que estén!

Se encuentran entusiasmados
llenos de felicidad
pero si ven lo contrario...
¡lloran su soledad!

Se muestran acobardados
constantemente sufriendo
pidiendo con ansiedad
que les llame el padre Eterno.

Y es triste y doloroso
y, más que nada inhumano,
no encontrar un cariño...
...al llegar a ser anciano.

Los nietos a los abuelos
los quieren cuando son niños
pero según van creciendo!
se va mermando el cariño.

Si el abuelo les reprende
le contestan enfadados...
..¡tú ya no entiendes ni papa!
porque estás muy anticuado

Cabizbajo y triste
se queda solo el abuelo
llorando gotas de sangre
sin tener ningún consuelo!

Por la mañana temprano
replican muy fuerte y sin duelo
¡no hay quien duerma en esta casa!
por las toses del abuelo

A muchos seres les pasa
todo lo que estoy diciendo
que Dios les tenga en cuenta
todo lo que están sufriendo!

Me despido de ustedes
con un fuerte abrazo
dedicando estos versos

a todos mis abuelos





AL ABUELITO 



Recuerdo cuando era niña
igual que todos ,teníamos gran respeto
sin tener tantos placeres.

Entonces era sagrado contestar a los mayores
y con mucha educación cumplíamos los menores.

Fuimos muy poco al colegio
hay que decir la verdad, pero si nos enseñaron
a tener que respetar.

Ahora estudian muchos años tienen que tener cultura,
pero tocante al respeto no hay ninguna asignatura,
y si debieran tenerla sepan los profesores,
que bien merece un suspenso quien contesta a los mayores.

Los hijos deben ser hijos aun sobrados de potencia,
los padres deben ser padres por muchos años que tengan.

No hay nada para los padres que les cause más placer,
que les respeten sus hijos por muy crecidos que estén.

Se sienten entusiasmados, llenos de felicidad,
pero si ven lo contrario lloran en su soledad.

Se muestran acobardados, constantemente sufriendo,
pidiendo con ansiedad que les lleve el Padre Eterno.

Y esto es triste y doloroso, y más que nada inhumano
en no encontrar el cariño al llegar a ser anciano.

Los nietos a los abuelos los quieren cuando son niños,
pero según van creciendo les van perdiendo el cariño.

Si el abuelo les reprende le contestan enfadado,
! tu ya no entiendes ni "papa" ¡ porque estás muy anticuado.

Por la mañana temprano, gritan muy fuerte y sin duelo,
! No hay quien duerma en esta casa
con las toses del abuelo ¡.

Cabizbajo y dolorido se queda sólo el abuelo,
llorando gotas de sangre sin hallar ningún consuelo.